Escuela y Género

● La escuela y la transmisión de roles de género

Hoy en día la cultura asigna roles o tareas al hombre y a la mujer con la diferencia que esta distribución se da en un estado de mayor preponderancia a lo masculino. Biológicamente mujeres y hombres somos diferentes, pero todas las asignaciones valorativas al género son de origen cultural incluyendo la validación del control o dominio de unos sobre otros, mas claro aún; del sexo fuerte (hombres) sobre el sexo débil (mujeres)

Actualmente se realiza una división de roles a partir de las características de ambos sexos; separando los que son tareas de mujeres y las tareas de los hombres, olvidándose de la complementación

Hemos de cuidar de no crear conciencia sobre la discriminación de género y sobre todo prepararnos para enfrentar y corregir de alguna manera esta problemática que aún esta encubierta en nuestro medio, y así luchar para obtener una sociedad justa, y nada mejor que comenzar con los niños desde su mas tierna edad

Es fundamental reflexionar y tomar conciencia de que la educadora de infantil en forma explicita o implícita reproduce discriminación, a veces sin darse cuenta, en todo el proceso de enseñanza- aprendizaje. De este modo las diferencias de comportamiento de los hombres y mujeres se desarrollan principalmente durante el aprendizaje social de las identidades femeninas y masculinas, en el cual intervienen instituciones sociales como la familia y la escuela

Hay que tener cuidado de no hacer rígidos los roles sexuales, ya que muchas veces impide estimular el desarrollo de aptitudes y habilidades, quitando al niño o niña su identidad como persona hombre o como persona mujer. Es así, como los roles y estereotipos afectan al desarrollo de niños y niñas, sobre todo en el área emocional social ya que con, no hagas esto, no hagas lo otro, confunden a los niños y niñas

Hombres y mujeres tenemos solo diferencias determinadas biológicamente, ya que el ser hombre o mujer no implica cumplir tales o cuales roles, sino muestra que ambos tienen la misma capacidad y potencial para vivir. Es decir, los padres primeramente y luego la escuela, cumplen un papel fundamental en la transmisión de una cultura no-sexista, entendiéndose por sexismo a la discriminación de personas de un sexo por considerarlo inferior al otro

Se ha descubierto que aunque la participación femenina esta a la par con el varón y también el rendimiento escolar, existe una división en la elección de carreras que siguen pautas genéricas, lo que contribuye, casi siempre a la discriminación de las mujeres en sus posibilidades económicas y profesionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

● Papel de la escuela en la socialización de los roles:

Al revisar el papel de la escuela en la socialización de niños y niñas, nos damos cuanta que hay diversos medios o métodos por los cuales se recibe la información desde el mundo exterior hacia el interior del educando. La escuela organiza las actividades de aprendizaje de acuerdo a un currículo que se determina dependiendo de las concepciones filosóficas y pedagógicas en que se inspire esta

– El currículo oculto de género.

Para que se produzca un cambio en la escuela se deben establecer principios de igualdad, respeto y cooperación entre los sexos; este cambio no implica solamente la integración de nuevos conceptos, sino también una nueva concepción de la ciencia y por lo tanto nuevas actitudes, roles y sentimientos que se harán explícitos tanto en lo que concierne al currículo manifiesto como al oculto

Entonces podríamos definir al currículum oculto como un conjunto de normas y valores inconscientes de conducta, aprendidas en la primera infancia y perpetuados en la escuela a través de los contenidos y sobre todo a través de los comportamientos, actitudes, gestos y expectativas del profesorado respecto a alumnos y alumnas

Los educadores, deben reflexionar sobre la importancia que tienen en la superación de las desigualdades tanto de los hombres como de las mujeres. Como profesionales de la educación, deben encontrar algún mecanismo que favorezca la igualdad en la educación, por esto, en los procesos educativos no debe existir una división del hombre y de la mujer en la elaboración y transmisión del conocimiento, la cultura y la información

Para esto es importante: Incorporar el principio de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el ámbito educativo.

Eliminar los rasgos sexistas de los currículos y materiales didácticos. Todo material debe ser utilizado en forma igualitaria para niños y niñas.

Sensibilizar y formar al profesorado para eliminar las prácticas sexistas y mejorar su desempeño laboral en pro de una efectiva igualdad entre mujeres y hombres en el proceso educativo

Debemos trabajar la sexualidad de una forma en la que no exista guerra entre sexos sino acercamiento, aprendiendo a relacionarse, comunicarse, conocerse y aceptarse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: